‘Paranormal Witness’: cual Pantoja, “esta es MÍ casa” (II)

Paranormal witness

En mi caso me está extrañando una cosa, y es que por ahora sólo veo historias protagonizadas por mujeres. Aparecen hombres, sí, exmaridos, amigos grandes como toros que llegan a la casa y que luego se van gritando como niñas, pero nunca uno como protagonista. Supongo que será cuestión de elegir bien la historia. Como ya he dicho, siempre voy persiguiendo las historias de fantasmas, y esas parece que siempre vengan acompañadas de un ejército de mujeres guerreras dispuestas a no dejarse avasallar por el fantasma de un mindundi amargado, aunque luego todo termine como el rosario de la aurora.

Esta vez han tocado dos historias que, partiendo estas de un hilo parecido, terminaban de forma totalmente diferente. La primera historia la empezaban contando una madre y su hija. Esta madre estaba buscando una casa donde mudarse con su hija. La casa de sus sueños aparecía delante de sus ojos y allí que se aventuraba esta mujer a comprarla -o más bien a pujar por ella, porque estaba en subasta-.

La casa era un cuadro. En sitios menos hechos polvo me he negado a entrar. Pero bueno, cuestión de gustos, como siempre. La casa necesitaba todos los arreglos del mundo y fue esta mujer la que se dedicó a arreglarla poco a poco durante las noches, después del trabajo. Ya hay que tener ganas, ¿verdad?

Más información – ‘Paranormal Witness’: cual Pantoja, “esta es MÍ casa” (I)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *