‘Paranormal Witness’: cual Pantoja, “esta es MÍ casa” (IV)

Paranormal witness

Pero hablamos de mujeres, del sexo débil, ¿verdad? ¡Los cojones, “el sexo débil”! Dile a una mujer que deje su casa porque un fantasma dice que es suya, que ahí irá ella y le dirá al fantasma “que se suba aquí y pedalee” mientras levanta el famoso dedo del pajarito.

Esta historia en especial tenía momentos de auténtica crueldad, y no por lo extremo de los sucesos paranormales -que agüita con lo que allí se formaba a diario-, sino por el ir y venir de gente que tenía esa casa. Que la hija iba a durar allí lo justo estaba más que claro. Ahí fue cuando apareció un amigo, policía, recién separado. Este hombre presumía de no asustarse fácilmente.

A un buen amigo se le avisa de estas cosas, ¿no? Claro que sí. Este hombre entró en su nueva casa sabiendo que iba a escuchar golpes y cosas por el estilo. Quizás este nuevo toque masculino le sentase bien a la casa y las cosas se relajasen un poco… pero no. Saber que estás sólo y ver pasar una sombra por debajo de tu puerta no tiene que ser algo agradable. Y si para colmo de bienes, la sombra viene también con ganas de jarana y se pone a dar golpes, ahí puede ser que nos volvamos todos locos y salgamos por la ventana… por atajar, más que nada.

Más información – ‘Paranormal Witness’: cual Pantoja, “esta es MÍ casa” (III)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *