‘Paranormal Witness’: El apartamento (IV)

Paranormal witness

Jodi no soportaba las pesadillas. Además a eso había que sumarle un nuevo problema: su hija Hanna estaba empezando a ver cosas. Decía ver a “una amiga de su madre”, que hablaba con ella y que jugaba con ella por las noches. Por esa época le surgió la oportunidad de poder cambiar de apartamento por uno en la planta baja, tal y como ella quería.

Pero ese nuevo apartamento no trajo ninguna novedad. Las cosas siguieron ocurriendo igual que en el apartamento 14. Las cosas seguían cambiando de lugar, cada vez de manera más brusca, llegando al extremo de moverse solas delante de ellas. Si llamaba a la policía, el propio agente se reía de ella, pensando que sólo era una loca queriendo llamar la atención. Sólo tenía a su amiga Idie, e incluso a ella le sonaban a chino la mitad de las cosas que Jodi le contaba.

Un día, estando Jodi e Idie jugando sus hijos, Jodi vio uno de los dibujos de Hanna. En ese dibujo aparecía una chica colgada del cuello con lágrimas en los ojos y, a su lado, una pareja vestida igual que las dos personas que secuestraban a la chica del sueño de Jodi. La misma persona del sueño de Jodi se intentaba comunicar también con Hanna.

Más información – ‘Paranormal Witness’: El apartamento (III)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *