‘Paranormal Witness’: el hombre de la lluvia (IV)

Paranormal witness

Los dueños de la casa llegaron, otro matrimonio. Su reacción al ver esa lluvia en el interior de la casa fue de total sorpresa. No tiene sentido que pueda llover dentro de una casa. No caían gotas como de una gotera, ni era un chorro de agua de algún tipo de escape. Estaba lloviendo como podía llover en la calle, sólo que en la calle no estaba lloviendo.

Todos se habían dado cuenta de que Don no respondía, ni a los saludos, ni a nada. Seguía con la mirada perdida mientras todos buscaban una explicación a lo que allí estaba pasando. Pero la cosa se complicó. De repente, las gotas de agua se materializaban en el suelo para salir disparadas hacia el techo. Empezó a llover hacia arriba. Y no sólo hacia arriba, sino que también se empezaron a materializar gotas en los lados de las paredes que salían disparadas hacia otras habitaciones, de un lado a otro.

Las dos mujeres fueron directas hacia Don. Tenía que ser él quien estaba haciendo todo esto. Era el único que permanecía sentado y además seguía como desconectado del mundo. Lo levantaron y lo llevaron a la cocina. Allí empezaron a gritarle que parase, que dejase de hacer que lloviese dentro de la casa. Fue en ese momento en el que, de nuevo, una fuerza invisible levantó a Don del cuello. Todos los objetos de la cocina empezaron a moverse, a hacer ruido, mientras Don seguía en aire, sujetado aparentemente por nada. Entonces, lo que fuese que tenía a Don sujeto del cuello en el aire, lo lanzó contra la pared y todo paró. Don volvió a reaccionar.

Más información – ‘Paranormal Witness’: el hombre de la lluvia (III)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *