‘Paranormal Witness’: el niño perdido (VI)

Paranormal witness

Lillian se quedó sola en casa. Edwin estaba trabajando y ella ocupó el día en seguir montando todo. Los golpes comenzaron a sonar. Lillian, madre frustrada, sentía que ese ente era sólo un niño que la buscaba para jugar con ella. Sus ganas de ser madre hacían que interpretase todo de ese modo. Pero en uno de esos sucesos escuchó algo que no podía venir de un niño pequeño. Allí tenía que haber alguien más aparte del niño.

Estaba Lillian durmiendo cuando de repente sintió unas manos que le tapaban la boca y le sujetaban. No eran manos de niño. Eran las manos de una mujer. Edwin estaba leyendo en la planta de abajo, completamente ajeno a lo que estaba sucediendo arriba en ese momento. Cuando Lillian consiguió gritar, Edwin subió de momento para ver qué era lo que estaba pasando allí. Lillian no dejaba de agitarse en la cama, gritando: “¡Quítamela de encima!”

Edwin fue a socorrerla al instante, intentando calmarla. Allí no había nadie más que ellos dos. Tal vez había sido una pesadilla, pero el terror de Lillian era demasiado como para tomarlo por un simple sueño. Ambos, abrazados, vieron que junto a la ventana había aparecido la figura de una mujer. La mujer gritaba con gesto de desesperación.

Más información – ‘Paranormal Witness’: el niño perdido (V)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *