‘Paranormal Witness’: el niño perdido (I)

Paranormal witness

Bueno, creo que con esta cantidad de programas de ‘Paranormal Witness’ comentados ya podemos dar por hecho de que soy un adicto sin remedio. ¡Qué pedazo de programa! Sólo sabréis cuál es mi nivel de adicción real cuando escuchaseis a qué velocidad suenan las teclas del portátil en este mismo momento. Puro fuego.

Esto de las casas encantadas parece ser un pozo sin fondo del que no deja de salir oro. Esta vez tocaba dejar a un lado a los demonios, las brujas, los entes maléficos y todo lo negativo que hayamos visto hasta el momento. Esta vez sólo hay un niño… bueno… aparentemente. Pero no me voy a poner a desguazar toda la historia en las primeras líneas.

Lillian y Edwin, pareja, casados, felices. El sueño de Lillian siempre había sido vivir en una casa de estilo victoriano y ese sueño se le tornó real delante de sus ojos. La casa de sus sueños estaba frente a ella y estaba a la venta. Lo de llamar, preguntar por el precio y que este estuviera casi por los suelos era una historia aparte. ¿Qué tenía esa casa para estar a ese precio y que aún estuviese a la venta? El agente encargado de la venta de esta propiedad fue sincero con Lillian y Edwin: “son las historias de fantasmas las que hacen que esta casa sea tan barata”.

Más información – ‘Paranormal Witness’: ángel guardián, ángel de la muerte (IV)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *