‘Paranormal Witness’: soy inocente (IV)

Paranormal witness

Makayla era la más feliz en la nueva casa. No sólo adoraba la casa, sino que además había conseguido la habitación que más le gustaba. Makayla estaba decorando su habitación a su total gusto. Hacía fotos de su habitación en su móvil y enviaba mensajes diciendo lo feliz que estaba en su nueva casa. “Tock Tock Tock”. Alguien llamaba a la puerta. Los toques sonaron muy leves, podría ser Noah. “-Pasa.” Pero no entró nadie.

Makayla se acercó a la puerta y la abrió. “-¿Noah? ¿Hay alguien?” El hermano no respondió. Estaba sola en casa. Cerro la puerta y volvió a sus cosas. “¡TUM TUM TUM!” Esta vez los golpes sonaron fuertes, muy fuertes. Makayla se quedó petrificada. Apenas podía moverse para acercarse a la puerta y volverla a abrir.

Sus pasos eran muy pequeños, igual que el giro de su muñeca para abrir la puerta de la habitación. Parecía que intentase retrasar el momento de descubrir qué era lo que había golpeado su puerta con tanta fuerza. Abrió la puerta, pero allí seguía sin haber nada. Congelada, con la puerta abierta, Makayla esperaba a que algo ocurriese. De repente sonó algo parecido a un chirrido. Giró la cabeza rápidamente y se encontró con lo que acababa de provocar ese chirrido: una huella de una mano pequeña en el cristal de su ventana. Makayla salió corriendo y esperó en la calle a que todos volviesen.

Más información – ‘Paranormal Witness’: soy inocente (III)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *