‘Paranormal Witness’: soy inocente (V)

paranormal witness

Jenni seguía atenta a las continuas visitas del coche rojo. En una de esas veces, Jenni avisó a Josh: “-Mira, otra vez está ahí”. Josh asomó la cabeza a través de la cortina y miró. “-Voy a salir”. “-Ten cuidado.” Jenni vio cómo su hijo Josh se acercaba al coche rojo. Tocó en la ventanilla y el conductor la bajó. Parecía una mujer. Ambos hablaron. Jenni salió directa a ver quién era esa persona que les vigilaba casi a diario. Josh vio acercarse a su madre y se retiró del coche. Jenni llegó y se encontró con una mujer. Lloraba. Jenni le preguntó el porqué de la constante vigilancia. La mujer hablaba entre llantos. Se llamaba Kari y contó a Jenni que ella había vivido en esa casa cuando era pequeña. “-¿Sería posible poder entrar con vosotros un momento?” Jenni, un poco por sorpresa y sin saber cómo reaccionar en ese momento, aceptó.

Kari entró en la que fue su casa hace más de cuarenta años. Estaba todo igual. Pero su intención era volver a un punto en especial: el lugar en el que, una tarde, se encontró a su hermano pequeño, Kris, sin vida en el suelo. Kari se dirigió a Jenni: “-¿Sabes que estás viviendo en la casa en la que murió mi hermano pequeño hace cuarenta y cinco años? Su nombre era Kris. Aquí vivíamos en un hogar de acogida. Nuestros padres pasaban un momento muy duro. Éramos cinco hermanos. A tres de mis hermanos los dejaron en una casa de acogida. Nosotros vinimos a esta. Estábamos todo el tiempo juntos, dormíamos juntos, jugábamos juntos. Una tarde le escuché gritar. Estaba tumbado en el suelo con los ojos abiertos. Yo le hablaba, quería que fuésemos a jugar afuera, pero no respondía. ¡Dijeron que había sido culpa mía! ¡Que yo había matado a mi hermano!”

Más información – ‘Paranormal Witness’: soy inocente (IV)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *