‘Paranormal Witness’: …y líbranos del mal (II)

Paranormal witness

Todo marchaba perfectamente en la nueva casa. Los nuevos planes, las nuevas amistades y siempre Dios guardándoles de todo mal gracias a los rezos de su padre. Todo parecía ir mejor después de rezar en familia. Era como si todo tuviese sentido una vez escuchadas las palabras de la biblia leídas por Roger.

Una tarde, Lana estaba en la cocina cuando escuchó un ruido extraño que provenía del salón, como si algo de deslizara. Al asomarse vio cómo uno de los libros de la escuela dominical de su padre estaba casi fuera de su lugar del todo, a punto de caerse. Lana se extrañó. Su padre era un hombre muy cuidadoso con sus cosas y el orden en su casa era algo común. Se acercó y volvió a colocar el libro en su sitio, pero al darse la vuelta, escuchó un golpe que la asustó. Al darse la vuelta vio cómo el mismo libro estaba ahora en el suelo. Este libro era especialmente gordo y pesado. Lo acababa de pasar no tenía explicación.

Lana y Lisa dormían juntas en la misma habitación. Sus camas eran literas y Lisa dormía en la cama de arriba. A Lana le despertó una sensación de frío. Se levantó de su cama y se dio cuenta de que en la pared había algo. Parecía un rastro de nieve, algo totalmente imposible si teníamos en cuenta que era junio. Lana despertó a Lisa para que ella también viese lo que estaba ocurriendo. Parecía como si la habitación se estuviese congelando. Lisa tocó la pared, arrastró los dedos y pudo palpar los copos de nieve con su propia mano. Lana y Lisa fueron en busca de su madre para mostrarle lo que acababa de ocurrir en su habitación pero, al entrar su madre en la habitación, ya no había rastro ni del frío, ni de los copos de nieve en la pared.

Más información – ‘Paranormal Witness’: …y líbranos del mal (I)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *