‘PEKÍN EXPRESS’: De desagradecidos está el mundo lleno… -Etapa 3-

A Mónica le picó un bicho en ojo y el bicho se dio la vuelta y empezó a despreciar a todo el mundo.

…y de todos esos desagradecidos, dos han ido a concursar a ‘PEKÍN EXPRESS: Aventura en África’. Ezequiel y Mónica han acabado siendo como ya muchos nos veníamos temiendo. Más Mónica que Ezequiel, pues por lo visto Ezequiel sólo parece asentir a todo.

Mónica tuvo un percance en la tercera etapa de la carrera. Un bicho le picó en un ojo y eso le hizo rememorar un muy mal momento de su pasado en el que casi acabó perdiendo la vista. Mónica culpó entonces, y ahora también, al hecho de encontrarse en un “país subdesarrollado”. Entre el ojo pocho y que nadie les paraba en ese momento Mónica tiró la toalla. Una vez visitaron a un médico, y quedándoles claro que Mónica estaba totalmente fuera de peligro, la afectada decidió seguir con su tirada de toalla sin prestar la más mínima atención a los posibles ánimos de un Ezequiel que prefirió ni abrir la boca, aprovechando de paso para jugar con la estancia en la carrera de Chimo y Vane haciendo la más vulgar de las trampas en la prueba de la bomba, casi al final de la etapa.

Y es que para abrir la boca ya está la señora y de qué manera: “Ya no me apetecía más estar aquí. ¿Para qué estar aquí pasándolo mal cuando yo me puedo pagar un viaje, porque tengo dinero y hago lo que me da la gana con mi dinero?” Pues chica, ya que tienes tanto dinero, gástalo en pagarte un buen dentista, caro carísimo, a ver si con eso se te bajan los humos y te dejas de altanerías, so desagradable.

Ezequiel, Mónica y sus gestos arrogantes no pararon a por la bomba, dejando a Chimo con tres palmos de narices... DOS VECES.

Web: PE


2 comentarios

  1.   Paloma dijo

    No te avergüenzas de tu egocentrismo delante de personas que no tienen para vivir? Algún día, si sigues así tu marido te odiará por ser tan egoista en tu vida. Presumes de ir por la vida a todo lujo pero piensa que hay gente muy, muy, muy (y no me repito) necesitada pero seguramente mucho más feliz que tú con todo lo material que tú tienes pero que a mi me parece que carece de corazón. Que seas muy feliz con tu materialismo porque con tu corazón no sabes ni quieres.

    1.    El Gato dijo

      Amén! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *