‘PEKÍN EXPRESS’: Jota y Freire a un solo paso de la victoria

Freire durante una de las prueba de la etapa 12.

La pareja de desconocidos siguen con la motivación al cién por cién. Jota y Freire creo que pensaban que nunca iban a superar sus diferencias. Pero el superar todos los obstáculos que las parejas rivales les dejaron en etapas pasadas ha servido para que ambos aprendan de sus errores y sepan usar todo eso para el beneficio propio.

En esta penúltima etapa eran Jota y Freire los primeros en conseguir el primer amuleto por valor de tres mil euros. La energía incontrolable de Jota cada vez casa mejor con el salero de Freire a la hora de buscar vehículos que les hagan ganar kilómetros respecto a las parejas rivales. El pasado domingo veíamos como nuevamente conseguían, y en dos ocasiones, que alguien les quisiera esperar durante las pruebas para luego seguir la carrera hasta llegar a los amuletos.

Con lo que Jota y Freire no contaban era con que Inés y Pedro, quizás por despiste, quizás por nervios, quizás por hacerse los listos, se subieran al segundo coche que habían conseguido. El conductor era el mismo hombre que les había dado cobijo la noche anterior en su casa. La baza con la que se encontraron Inés y Pedro fue que el conductor no podía seguir esperando a que Jota y Freire terminasen la prueba, ya que necesitaba irse en ese mismo instante. Los desconocidos ya habían terminado la prueba y sólo necesitaban unos segundos más para poder llegar los cuatro juntos a la segunda meta, pero Inés y Pedro no se volvieron locos intentando parar el coche. Un movimiento bastante bajo para el matrimonio.

Jota y Freire no tuvieron que cargar con ninguna caja zulú. Su posición en el penúltimo ranking fue en el segundo lugar.

Web: PE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *