‘PEKÍN EXPRESS’: Los desconocidos imparables

Jota y Freire consiguieron el primer par de pasaportes.

Me encanta ese título, “Los desconocidos imparables”. Pareja más rara, que discuta más y que, a la vez, regale momentos tan divertidos como ellos, creo que han sido pocas. La relación de Jota y Freire, después de sus desentendimientos y de las mil y una pisadas de cuello que les han regalado los hermanos gallegos, Chinto y Pablo, sólo podía ir a mejor. Aunque todo esto no es motivo para calmarse aún, pues siguen necesitando sólo el más mínimo error del contrario para perder los estribos el uno con el otro.

Jota y Freire han contado para esta gymkana con una gran virtud: aprender de su peor error. Dicho así parece la serie ‘Kung fu’, pero no. No hay nada como la organización e intentar controlar los nervios para acabar obteniendo grandes resultados. Por una vez no han sido Jota y Freire los que han acabado tirando la toalla mientras se desgañitan gritándose el uno al otro, sino Inés y Pedro. Era Pedro el primero en encontrar a las parejas prisioneras, pero también era él quien se enzarzaba en la peor de las broncas con su novia mientras Jota y Freire ya habían conseguido abrir todos los candados. Conclusión: Jota y Freire conseguían el primer par de pasaportes para Sudáfrica, el último país de esta ‘Aventura en África’.

Web: PE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *