Pepe Flores, ganador de ‘Gran Hermano 12+1’

Gran Hermano Pepe ganador

Pepe y su típica cara de desconcierto tras ganar GH 12+1

Justo y merecidísimo ganador. La victoria de Pepe Flores ha sido una victoria curtida a base de grandísimos momentos que todos hemos podido ver. De nuevo una victoria de las ganadas “por la noche”, con humor del bueno, con humor del malo –porque el niño tiene candela también-, por su amistad con Sindia, por cómo se miraban, por su sorna con Marta en contra de todo bicho viviente que se pasease por la casa y les mirase mal.

¿Pensáis que con esto estoy diciendo que Pepe ha sido el equivalente a Heidi en Guadalix, siempre representado por las buenas acciones y deseos? Nada más lejos de la realidad. Pepe se ha ganado unas tres mil quinientas cuarenta y dos collejas –colleja arriba, colleja abajo- a ritmo de ese flamenco que tanto disfruta bailando. Ha pinchado a la todo el mundo como nadie, incluso a los suyos. Ha tirado de la lengua de todo Cristo en busca de discusiones. Y cuando ha tenido la guerra montada con trincheras y todo, se ha dado la vuelta riéndose, dejando a todos tirándose piedras como pardillos.

Así dicho podréis pensar, “¿pero eso no es precisamente tener maldad?” Pues no. No es tener maldad porque Pepe ha reconocido errores y ha pedido perdón cuando ha tenido que hacerlo. Obviamente, y tal y como pasa fuera de Guadalix –llámese “mundo real”-, no le puedes caer bien a todo el mundo. La empatía existe por algo. Es imposible vivir con veinte personas y ser amigo de las veinte.

Entonces está todo dicho. Como decía anoche en Twitter ese gran ‘Juan Castizo’: “¡Ha ganado tu Pepe!” Y sí, porque este Pepe ha terminado siendo mío, nuestro, de todos los que nos hemos reído con él en tantas madrugadas que han hecho que no agarre la fregona por las mañanas, haciendo la bola de las broncas más y más grande cada vez. Pero él es así y con él nos hemos divertido hasta el punto de hacerle ganador.

Y de nuevo me vuelvo a encontrar soñando, suspirando, deseando vivir lo mismo que él. Me miro y veo el resultado de la mezcla ‘Ana Toro + Dani Santos’. Todo el mundo me dice “sería genial si entrases tú”. Así que va siendo hora de tomarse las cosas en serio, ¿no? ¡¡Gildaaaaaaaaaa!! Como decía la Niña Pastori: ¡Échame una mano, prima!

Más información – Ahora sí, arranca la final
Fuente – GH
Foto – MiTele


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *