‘Perdidos en la tribu’: los dramas con más o menos sentido de Marie

Perdidos en la tribu Berhanyer perro

Los Tamberma sorprendían a los Berhanyer incluyendo "perro" en el menú

Sé que todas las semanas repito lo mismo, pero es que cada semana se me vuelve a confirmar aquello de que “no puedo con Marie ni a sorbitos pequeños”. Su comportamiento es cada vez más altanero y sus faltas de educación se coleccionan de veinte en veinte todos los días.

Los Tamberma “consiguieron” que Marie hablase con los espíritus para que estos le ayudasen con esa rabia que siempre pasea por todos lados. La rabia no sabemos si se la quitaron, pero lo que sí que vimos fue cómo Marie seguía haciendo chistecitos por cada cosa que le ocurría en la tribu.

Menos mal que siempre hay un momento que hace que todo se de la vuelta. Llegaba la hora de la comida y sorprendían a los Berhanyer con delicioso plato de perro. Juan Carlos optaba por liarse la manta a la cabeza y ponerse a comer como si no fuese con él la cosa. Pero con Marie no fue igual la cosa. Además, la cosa se ponía peor cuando la tribu ofreció matar otro perro para darles más comida a la familia. Marie volvía a sacar las uñas y mostró su lado más desagradable. La única excusa fue el motivo por el cual volvía a mostrar ese otro yo que tan poco nos gusta. Y en su favor diremos que, una vez que la tribu ofreció no matar a ningún perro por no ver sufrir a Marie, la susodicha se volvía al instante y abrazaba fuerte al mismo al cual estaba poniendo a caer de un burro segundos antes. Una acción que, por fin, conseguía decir algo positivo de esta mujer tan extraña.

Lo malo de todo esto es que Marie no puede evitar ser Marie durante todo el día, por lo que estos momentos buenos suelen ser muy escasos.

Más información – Tragando a Marie sin masticar
Fuente – PelT
Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *