‘Perdidos en la Tribu’: Los Merino y la tribu Shiwiar

Perdidos en la Tribu Shiwiar

Los Shiwiar preparan la "chicha" con la boca

La familia Merino se presentaban como “una familia de guapos” –guapos y sin abuela-. Marisol y Carlos llevan casados dieciséis años, pero ninguno de los cuatro hijos de Marisol acepta a su padrastro, por lo que el ninguneo está a la orden del día. Los cuatro hermanos se definen como exhibicionistas y nada pudorosos –aunque uno de ellos no sabe el significado de la palabra “pudoroso”-. Marisol, la hermana pequeña, no ha podido viajar con su familia por problemas de salud.

El destino de la familia Merino ha sido Ecuador. Resultaba cómico ver la reacción de los hijos de esta familia, con su actitud de estar de vacaciones, bailando en el coche como si de un desfile del Orgullo Gay se tratara. Aunque eso no me sorprendía tanto después de ver cómo Cristina se encogía de hombros al ver que su destino era Quito (Ecuador), con cara de tener que ir a otro planeta.

Allí han conocido a la tribu Shiwiar, que los han recibido con las lanzas levantadas y con caras de pocos amigos. Esta tribu es muy desconfiada y necesita analizar bien a las visitas para ver si sus intenciones son buenas. ¿Cuál era la reacción de Cristina, la mayor de las chicas, ante tal recibimiento? Echarse a llorar. Y es que parece que eso de que te reciban apuntándote con la lanza no debe ser del todo agradable.

Más información – Comienza la edición más extrema
Fuente – PelT
Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *