‘Perdidos en la tribu’: Los Merino ya huelen el premio

Perdidos en la tribu Merino veneno pesca

Los Merino salen a pescar como buenos Shiwiar

Y es normal que huelan ya el dinero del premio, pues ser un Merino siempre trae consigo el tener el olfato más desarrollado que el resto del mundo. El instinto Merino ya se siente ganador, aunque la familia no las tiene todas con ella todavía. Quedan un par de asuntos los cuales se les están resistiendo con todas las letras. Que Carlos suba a los árboles sin que le pese cada kilo que carga es un gran problema. Y que la familia al completo se haga con el manejo de la canoa es otro gran problema. He ahí las dos únicas cosas que separan a los Merino de ser unos auténticos Shiwiar.

Eso no significa que por dos minucias de nada, la experiencia de los Merino esté pasando por malos momentos. Su relación con la tribu no puede ser más buena y familiar. Incluso les han llegado a preguntar que por qué no se quedan en la selva con ellos, uno de los momentos más hermosos del programa de ayer.

Los Merino se ven fuertes y eso puede ser un problema. Puede ser un problema por el mero hecho de que un paso en falso puede dejarles con los bolsillos vacíos y el ego por los suelos. Y que les pase eso, después de todo lo que han aprendido a superar, tiene que ser uno de esos tragos amargos de los que no te sacas el sabor ni arrastrando la lengua por el asfalto.

Y este año nadie se puede confiar lo más mínimo. Pues ya hemos visto cómo, por la tontería más grande del mundo, una aventura de éxito puede terminar siendo el más rotundo de los fracasos.

Más información – Un pez venenoso puso en riesgo la permanencia de los Merino
Fuente – PelT
Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *