‘Perdidos en la tribu’: …siempre dando la nota

Perdidos en la tribu familia Berhanyer

Los Berhanyer también han resultado ser una familia que da para un reality propio

La familia Berhanyer han sido los únicos –al menos hasta hoy- que han vivido con dos tribus. Curiosamente, también pueden decir que han sido los primeros en no ser aceptados por dos tribus. Y es que los Berhanyer se las traen, aunque no todos por igual.

Samsamou, jefe Tamberma, aceptaba a Juan Carlos, Liz y Elio como miembros de la tribu. Pero una vez llegaba el turno de Marie, si bien hacía por llenarla de elogios –dentro de todo lo elogiable que la susodicha hiciera en el poblado durante su estancia-, reconocía que no podían tomarla nada más que por “una buena amiga”. Hay que reconocer que eso ya es algo grande, pues tratándose de Marie, que no ha dejado de dar la murga desde el minuto uno de programa, que un completo desconocido al que no ha dejado de faltar la tenga por amiga ya es digno de medalla.

Aquí venía el momento que menos me hubiese esperado. Puedo entender que, como familia unida que han sido siempre, todos rompan una lanza a favor de cualquiera de sus miembros, por mucho ruido que haga. Pero, al menos tal y como yo lo veo, no puedes reunir a la tribu y decirles que, como no han aceptado a Marie entre sus miembros, les devuelves todos los regalos que todos te han hecho. Eso no es hacer un feo, eso es que de haber sido los Tamberma una tribu caníbal y yo ser uno de sus miembros, hubieran terminado todos los Berhanyer como ‘Puchero de primero’. Un desplante como ese no se hace, ni allí, ni a nadie.

Otro momento que tuve muchas ganas de ver era el de la familia viendo sus propias imágenes. Quería ver las caras de Marie y las reacciones de su familia, ahora ya en frío, de cada una de sus cagadas. La reacción fue la esperada… ninguna.

Pero Marie es humana y como tal tiene derecho a equivocarse… y no una vez… sino mil, como hacemos todos. Además, y como dato inesperado, Marie lanzó una disculpa a la cámara por todo lo que pudiera haber resultado ofensivo. Y como errar es de humanos y disculparse es de sabios, disculpas aceptadísimas. Yo no tengo nada que perdonarte, hija. Sólo soy un espectador más que vive esto de la tele al máximo. Espero que hayas entendido mis críticas.

Más información – Los Tamberma y ese gran reto llamado ‘Marie’
Fuente – PelT
Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *