#QQCCMH: tanto arrimarse no trae nada bueno (III)

Leo María qqccmh

Leo, como buen argentino, se montó su pedazo de culebrón en Nápoles. Marta siempre fue su favorita, pero María, inteligente y picarona, siempre movía ficha primero… y en Nápoles no podía ser menos. Tanto “Marta favorita”, “Marta favorita”, pero Leo se dejó querer por el bombón andaluz, llegando a pasar la noche juntos y amaneciendo en la misma cama. Que María sea una chica con carácter, con un humor “complicado”… vamos… un poco bichillo… no significa que no tenga los mismos sentimientos hacia Leo que Marta. Hay que saber leer más allá de sus chistes y sus risas “de mala”, ¿o acaso es María la única que celebra una victoria con una risa maléfica? Porque yo asomo la cabeza por la ventana y voy a diez Cruellas por cada cien metros cuadrados… ¡y eso sin salir a la calle! María ‘la mala’, en serio, te queremos.

Marta no podía esconder su enfado, invitando a Leo a que se fuese con su madre y con su María de su alma. Pero Marta es tan, tan humana que el tema de los sentimientos no es algo que pueda controlar. Así que anoche terminamos con un besazo de Leo y Marta. ¡Cómo echo de menos a Verónica Castro en esta historia buscando a su hijo! Pedazo de culebrón, oiga.

Más información – #QQCCMH: tanto arrimarse no trae nada bueno (II)
Fuente – QQCCMH
Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *