¿Qué pareja lo tiene más difícil?

Como ya sabéis, en esta edición hay dos parejas. Una real, Laura y Ángela, que deben fingir que no lo son; y una ficticia, Lis y Ángel, que se acaban de conocer pero tienen que conseguir que sus compañeros crean que son novios.

Me gustaría analizar los pros y los contras de cada pareja. Laura y Ángela, al igual que Carlitos y Gema de la pasada edición, tienen la gran ventaja de tener a una persona querida y de confianza cerca, porque por mucho que tengan que actuar siempre se encuentra algún momento para estar a solas. En contra tienen lo que ya les dijo Mercedes Milá: se van a echar mucho de menos a pesar de vivir juntas. Por su parte, Lis y Ángel tienen la ventaja de ahorrarse el sufrimiento que va a pasar el matrimonio, pero tienen el inconveniente de tener que fingir ser pareja de alguien desconocido para ellos. Por supuesto, todos tienen la ventaja de que estos secretos pueden ayudarles a caer bien porque seguro que nos proporcionarán momentos divertidos.

En mi opinión, creo que es más difícil lo de Lis y Ángel que lo de las dos chicas. Ellas sufrirán, pero me parece peor entrar en una casa y tener que plantarle un beso en los morros a un desconocido o desconocida. Ángela y Laura al menos se tienen la una a la otra, en cambio los otros se han encontrado con un marrón sin comerlo ni beberlo. Ya sabemos que para entrar en GH hay que ser valiente y tener cierto morro, pero para mí sería más difícil esta segunda situación. ¿Vosotros qué opináis? ¿Qué pareja lo tiene peor?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *