‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’: Entre princesas y princechonis

Rubén y Graci

Rubén y Graci protagonizaron el único final feliz de la noche

También tuvimos finales felices en este último programa de ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ del que, por cierto, ya se preparan los castings para la segunda temporada.

Ya sé que decir David y “final feliz” no termina de rimar demasiado. Después de que la semana anterior –bueno, hace dos semanas, ya que la anterior nos colaron un resumen los de Cuatro que nos dejaron finos filipinos-, David diese sus primeras muestras de humanidad, parece que ya iba a ser demasiado pedir que el chico mantuviese el cerebro en la cabeza y no en el pito. ¿A quién eligió al final? A la única que se resistió a pasar por su cama. En el último momento tuvimos que tirar a la basura aquellas palabras sobre el hijo de Raquel para ver cómo se quedaba con la rubia quejica.

Rubén fue el único que pudo presumir de final feliz. Después de mucho debatirse entre los berrinches de Gina y los amigos poco fashion de Graci, Rubén acabó dejándose caer hacia el lado más maduro. Ni qué decir sobre Rosi, madre de Rubén, más que contenta con la decisión del hijo. Y eso que Rosi no fue precisamente de las madres mansas. Menos mal que la elección de madre e hijo recayó sobre la misma chica. Rubén y Graci nos dieron el único final feliz de la noche.

Más información – Sexo, mentiras y programas online -David y Rubén-
Web oficial – QQCCMH
Imagen – MiTele


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *