The Real World Ex-plosion: la última pajarraca de Ashley

The Real World Ex-plosion

Ashley lleva protagonizando los minutos tensos de ‘The Real World Ex-plosion‘ desde el minuto uno de programa. Su alter ego alcohólica agresiva es completamente insoportable. Personalmente no sé dónde le ve -ella misma- la gracia. Todas las noches pasa exactamente igual: Ashley bebe, se emborracha, llega a la casa tirándolo todo a la mierda y gritándole a todo el mundo. Luego, por la mañana, es como si no hubiese pasado nada… normal… porque no se acuerda de nada, gracias al tremendo pedo que llevaba. Incluso los productores del programa le han preguntado en varias ocasiones si se acuerda de las peloteras que forma por las noches. Y Ashley, de lo más tranquila, siempre dice que no, sonríe, se viste para salir y se vuelve a emborrachar como una perra.

Llegó el fin de semana. Ese sábado regresaba Jay tras pasar unos días en su casa por el entierro de su madre. Todos estaban deseando reencontrarse con su compañero. Pero faltaba Ashley. De hecho hacía varios días que nadie sabía nada ella, organización del programa incluida. Estando el aeropuerto, antes de que Jay llegase, todos bromeaban con la otra Ashley, la de Arielle, diciéndole que dijera que “habían cambiado a una por la otra”.

Al cabo de los días Ashley llamó por teléfono a la casa. Respondió Jay. En la naturaleza de Jay, como bien sabemos, está el mediar por todos, siempre en busca de la paz. Ashley sabía que no podía volver así como así, sobre todo después de haber desaparecido -literalmente- el tiempo que le había dado la gana. Ashley dejó en sus compañeros la decisión de si podía volver o no. El único que votó en positivo fue Jay. El resto del grupo le negó el regreso a la casa. Ashley ya ha sido avisada. La semana que viene veremos por donde explota todo esto… porque explotará, seguro.

Más información – The Real World Ex-plosion: Arielle y el sexo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *