Revuelta social inédita en el palacio de Windsor

isabelIIreina

¿Una revuelta social en casa de la Reina de Inglaterra? Imposible… y sin embargo, cierto. El personal del palacio de Windsor, la residencia secundaria de Isabel II, situada en el Berkshire, en el sur de Londres, podría terminar con las horas extras. ¿La razón? El pago de esas horas, prometido el año pasado, pero todavía sin cobrar. El personal reprocha a la Reina de obligarles a cumplir con tareas suplementarias: organizar la visita de las estancias o hacer de intérpretes.

“El personal está muy decepcionado”, dice Richard Serwotka, el secretario general del sindicato Public and Commercial, citado por el periódico Le Parisien. El sindicato reúne a una mayoría de 200 empleados del personal de Windsor. Este está pagado por la Royal Collection Trust, un organismo que controla los bienes de la monarquía. Tienen hasta el 14 de abril, quizás, para decidir algún tipo de acción.

A un mes de las elecciones generales y a pocas semanas del nacimiento de su segundo biznieto, la Reina no ha previsto controlar un asunto de tal calado…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *