Russell Brand se cansó de los paparazzi

Ya decía yo que algún día tendría que suceder, Russell Brand es humano y, como humano que es, perdió la temple al cruzarse con un paparazzi, uno más de los cientos que lo suelen seguir a cualquier lugar donde vaya.

Todo ocurrió cuando el prometido de Katy Pery iba caminando al lado de ésta para tomar un vuelo en el aeropuerto de Los Ángeles.

Pues bien, los paparazzi no se hicieron esperar y comenzaron a tomar fotografías hasta que uno de ellos pensó que era buena idea tratar de capturar las bragas de Perry, idea que no le agrado demasiado al comediante.

Fue entonces cuando Brand, para defender el honor de su prometida, empujó al fotógrafo como tratando de decirle “ni lo pienses, a un lado”.

Por lo que parece las cosas se pusieron interesantes ya que otro de los fotógrafos presentes sometió a Brand y lo entregó a las autoridades del aeropuerto, a quienes el actor tuvo que abonarles la cantidad de 20 mil dólares para que lo dejaran en libertad. Ya creo que el paparazzi debió de haber sido un patán de primera al tratar de fotografiar las bragas de Katy Perry (y muy obvio) ya que por lo general Brand es muy permisivo con ellos, si hasta los saluda y toda la cosa cuando lo abordan en la calle.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *