Sara Carbonero comparte sus propósitos de año nuevo

Sara Carbonero comparte sus propósitos de año nuevo

Sara Carbonero ha compartido a través de su blog en la revista Elle sus propósitos de año nuevo. El inicio del mes de enero es sinónimo de nuevos propósitos para muchas personas. Sara Carbonero quiere sumarse al movimiento slow: “Yo este año me he propuesto hacer las cosas con menos prisa. Apurar menos. Es algo con lo que llevo luchando casi toda mi vida, pero desde que tengo los dos peques se ha convertido en una guerra imposible. No hay manera de que me sobre tiempo, siempre voy a la carrera y eso me genera estrés, agobio y malestar. Este año quiero tener una agenda y organizar bien las tareas”.

Propósitos personales de Sara Carbonero

Sara Carbonero también quiere recuperar su actividad deportiva: “Otra cosa que me gustaría mejorar es el tema del ejercicio físico. Aquí tengo bastante fácil cumplir con el propósito porque es difícil ir a peor. No hago apenas nada. Justo antes de quedarme embarazada de Lucas había retomado el pilates. Lo hacía tres veces en semana y me sentía bien, me enganché. Después paré durante el embarazo y me fijé como fecha de la vuelta cuando Lucas tuviera cuatro meses. Ya tiene siete”.

Sara Carbonero también comparte una tercera meta vinculada con el plano de la comunicación: “Mi propósito más firme para este nuevo año es usar menos el móvil. Sí, y este pienso cumplirlo porque a veces no me aguanto ni yo pero la mayoría de las veces el que se enfada y con razón es Martín“.

Sara Carbonero también añade otras tareas a su lista: “Ordenar todas las fotos por carpetas en el ordenador, terminar de leer Matar a un ruiseñor de Harper Lee (lo he empezado tres veces…), aprender a cocinar el lomo con soja de mi madre, engancharme a alguna serie y terminar todos los capítulos, ir a la biblioteca todas las mañanas a estudiar un ratito, acordarme absolutamente de todos los cumpleaños de la gente que quiero, mandar más flores, decir más veces lo siento, decir más veces te quiero, quejarme menos, quererme más, no morderme las uñas”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *