Sara Carbonero reflexiona sobre la felicidad en su blog

Sara Carbonero reflexiona sobre la felicidad en su blog

Sara Carbonero comparte a través de su blog reflexiones personales. En muchas ocasiones, están marcadas por la perspectiva de la maternidad. Esta es una de sus experiencias de vida. Al observar la realidad a través de los ojos de sus hijos, Sara Carbonero toma conciencia de cómo los adultos dejamos que muera a ese niño interior. Estas son las palabras de Sara Carbonero: “La infancia engloba un montón de características que lamentablemente perdemos (en la mayoría de los casos) al hacernos adultos: espontaneidad, imaginación, sinceridad… y la más importante de todas, la libertad”.

Sara Carbonero se pone trascendental

La periodista Sara Carbonero añade: “A medida que nos vamos haciendo mayores perdemos espontaneidad. Por eso de que hay que guardar las formas y uno no puede comportarse tal y como le apetece. También, perdemos la capacidad de imaginar porque no es práctico, o eso dicen. Lo mismo ocurre con la sinceridad ¿os imagináis qué sería del mundo si todos dijéramos en todos y cada uno de los momentos de nuestros días la verdad?”.

Sara Carbonero concluye en su blog Cuando nadie me ve: “A veces los mayores estamos tan preocupados por el qué dirán que nos olvidamos de ser nosotros mismos. Incluso se nos olvida qué es aquello que nos gusta. Tenemos tantas cosas que aprender de los niños y a la vez muchas que enseñarles. Contamos con unos cuantos años de ventaja para no permitirles cometer los mismos errores que cometimos nosotros. Y sin duda alguna el mejor legado que podemos dejarles es la libertad”.

Una reflexión sobre la felicidad que surgió al hilo de una experiencia cotidiana para muchos padres y madres. Sara Carbonero acudió con su hijo Martín a comprar un regalo para el cumpleaños de un amigo del niño. Una tienda de juguetes puede ser todo un punto de inspiración sobre la felicidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *