Scarlett Johansson al borde del divorcio

Dicen los rumores que las cosas en el matrimonio de Scarlett Johansson no andan muy bien y que, de hecho, podría estar al borde del divorcio. ¿Y todo por qué? Por el distanciamiento.

Pero hay también otra razón por la cual Scarlett Johansson y Ryan Reynolds podrían estar pensando en la separación: una tercera en discordia. Según dicen por ahí, Ryan ha estado frecuentando mucho últimamente a Blake Lively debido a las grabaciones de la cinta Linterna Verde y entre los dos ha nacido algo más que una amistad.

Entonces se enteró Scarlett, quien no recibió de la mejor manera la relación de su marido con la protagonista de Gossip Girl, y decidió comenzar a actuar sin el consentimiento de Reynolds, haciendo lo que quiere cuando quiere.

Y como Reynolds no es ningún santo, decidió que antes de tratar de resolver sus problemas como pareja, era mejor seguirle el juego a Johansson e irse de fiesta en fiesta sin ésta. Es decir, que ambos se están comportando como un par de niñatos.

"Nada va a cambiar a no ser que Scarlett y Ryan aprendan a comprometerse […] El problema es que sus compromisos y sus ajetreadas agendas no les permiten verse demasiado y pasan más tiempo separados que unidos", declaró una fuente cercana a la pareja.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *