‘Snooki & Jwoww’: a la caza del anillo (I)

Snooki Jwoww

Roger ya venía diciendo que estaba decidido a dar el gran paso. Le habíamos visto hablarlo con su padre y hablar con una joyera, pero todo quedaba en eso: palabras. Faltaban los hechos, pero los hechos llegaron. Llegó la joyera -joyera a domicilio, por cierto… muy total- con todo su botox y sus diamantes, de esos que necesitas dos vidas para poder pagarlos enteros.

Como buen novio dedicado que es Roger, conocía perfectamente el anillo que Jwoww quería. Uno de los requisitos obligatorios era el diamante rosa, pero los seiscientos mil dólares que costaba sólo ese diamante se le salía un poco del presupuesto. Aunque siempre se podía recurrir al diamante de toda la vida -pero en plan enorme- en el centro y rodearlo de diamantes rosas pequeñitos. Así sí.

Pero las cosas fáciles no molan, ¿verdad? Mejor hacer sufrir a Jenni y pincharle un poco el globo confundiéndole con una supuesta propuesta de matrimonio falsa. A ver, si estás esperando a que tu novio te pida matrimonio y se presenta una limusina del tamaño de Cuenca en la puerta de tu casa… eso sólo puede significar una cosa. No vas a pensar que tu novio es un mamón que sólo quiere echarse unas risas a tu costa.

Más información – ‘Snooki & Jwoww’: ni mejor, ni peor… diferente (II)
Fuente – Snooki & Jwoww
Foto – MTV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *