‘Snooki & Jwoww’: tanta calma no podía ser cierta (III)

Snooki Jwoww

Ese momento podría haber traído reacciones de lo más dispares. Nicole podría haber saltado por un lado, defendiendo al marido y su nueva vida, con su hijo y su casa -el sótano de la casa de la madre de Jionni-. Pero no lo hizo. También podría haber saltado hacia el otro lado, golpeándose el pecho y gritando “¡soy Snooki y no voy a cambiar nunca!” Pero tampoco lo hizo. Entendió a la perfección lo que Jenni le dijo, le dio la razón hasta donde tuvo que dársela y también barrió hacia Jionni, el hombre del que ella está enamorada y por el que realmente le merece la pena este cambio tan drástico en su vida. Los cambios, si son para bien, siempre son buenos. Pero cuando los cambios vienen en exceso y además te los quieren meter por cojones… todo eso aguanta hasta que explota… y siempre, pero siempre, explota mal.

Jionni llegaba y ya sabíamos todos que se lo iba a tomar para el culo lo del beso de Nicole. Tan mal que se empezó a hablar de que no habría boda y de que se podía marchar cuando quisiera. Personalmente, no estoy de acuerdo con Jionni. Tampoco apoyo la cagada de Snooki, ni muchísimo menos, pero digamos que no lo veo de la manera que lo ve Jionni.

No sé, es difícil. No puedes estar en la cabeza de nadie para decirle lo que le puede o no molestar. Sí se le puede decir cuando se está pasando con lo que está soltando por la boca… y Jionni, a mi modo de ver las cosas, se ha pasado. Parece mentira que no sepa a quién tiene al lado. Con esto no digo que tenga que excusar cada cagada de Nicole, pero creo que sí debería enfocarlo todo de una manera un poco más… no sé… ¿suave? Sigue siendo Snooki, ¿qué quieres? ¿Que se convierta en presidenta de los Estados Unidos de repente?

Más información – ‘Snooki & Jwoww’: tanta calma no podía ser cierta (II)
Fuente – Snooki & Jwoww
Foto – MTV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *