Sting y Trudie Styler, los hipócritas

 Sting y Trudie Styler

A decir verdad, para Sting y Trudie Styler el adagio “haced lo que os digan, pero no lo que hacen” cobra todo su sentido. El rockero y su mujer son budistas y ecoactivistas declarados, salvo que su modo de vida sería lo contrario de lo que indica su ideología.

No es nada nuevo, el antiguo líder de The Police vive rodeado de lujo. Entre su villa de 27 millones de dólares en Nueva York, sus veladas desbordantes con amigos célebres, y su cocinero jefe y asistentes que le siguen allí dónde va, Sting no se priva de nada.

Lo que ocurre es que al ser budistas, Sting y Trudie no deberían vivir de forma tan opulenta. En efecto, la ideología budista apuesta por un modo de vida modesto, donde los acontecimientos mundanos no tienen sitio. Al mismo tiempo, es bueno que se diviertan, pero sin pasarse…

Lo mismo ocurre con relación a su militancia como ecoactivistas. Si el rockero y su mujer afirman defender el planeta, también contribuyen a su contaminación. De hecho, Trudie ha reconocido que dejaban unos residuos de carbono 30 veces superiores a la media de sus compatriotas ingleses. Sin contar con que Sting se desplaza en avión con 750 personas para sus conciertos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *