‘SUPERVIVIENTES’: Un cajón de mierda por boca

Tatiana y Arturo han regresado de Cayo Paloma.

No hace falta ni decir a quien me refiero en el título, ¿verdad? Toni Genil se sigue superando día tras día en lo de las mentiras y los insultos. Su grado de senilidad ha llegado a puntos de verdadero terror. Se inventa robos, ve cleptómanos por todos lados, se come los cangrejos de Sonia y luego lo olvida, acusa a Carolina de cada fallo que comete él y además habla con los lagartos. Pero claro, uno siempre puede superarse.

La tentación que ofreció la organización a Tatiana y Arturo –pasar una noche en Cayo Paloma obligatoria a cambio de, o un pollo asado con patatas para ellos dos, o un tomate y una patata por persona para todo el grupo, acabando por elegir el pollo-, sólo ha sentado bien en el grupo de los alfas. Tatiana, que peca de sincera, contó lo ocurrido a Sonia, consiguiendo con ello que la otra le fuese con el cuento a Toni y Carolina. Y claro… Toni empezó a disparar mierda: “Primero se comió el pollo y luego la polla”, “A esa se la han follado viva” y demás lindezas propias del animal de bellota en cuestión. Casualmente eran todas sus “expresiones” las que no recibían el clásico silencio de censura durante la emisión del resumen, cosa me sorprende a la par que me desagrada.

Aunque lo importante es otra cosa: ¿Hubo tema entre Tatiana y Arturo? ¡Pues claro que sí! Fue de lo primero que se habló al pisar la pareja de nuevo Playa Uva.

Web: SV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *