Tania Llasera: “Me parece agotador que las mujeres seamos tan críticas”

Tania Llasera ha concedido una entrevista a Divinity. En este reportaje habla sobre la maternidad. Y a través de Instagram, Tania Llasera también ha querido reflexionar al respecto con estas palabras sobre si es más conveniente dar el pecho o el biberón al bebé: “Me parece agotador que las mujeres seamos tan críticas las unas con las otras. El feminismo empieza por pedir igualdad en derechos y demás, y prosigue por defendernos, ayudarnos y auparnos las unas a las otras”. La presentadora añade: “Basta ya con si es mejor dar pecho o biberón o de opinar sobre cómo es madre cada mamá”.

Tania Llasera reflexiona sobre la maternidad

Tania Llasera concluye: “Cada mujer hace lo mejor que puede con sus circunstancias y sus hijos, y ¿quién eres tú para decirme a mí qué es mejor para mí? Céntrate en tu vida y déjame vivir la mía tranquila”. Un mensaje claro y directo para quienes se dedican a enviar consejos en redes sociales. A veces, en un tono poco constructivo.

Tania Llasera explica: “Os prometo que no busco polémica (yo no elijo el titular de la entrevista de @divinity – reportaje al completo en www.divinity.es) solamente intento ser sincera con mi realidad”. Tania Llasera comparte su experiencia al respecto: “Di pecho a Pepe y lo pasé muy mal por una herida en el ojo, pasé tanto dolor que no me atrevo a dar el pecho de nuevo y los médicos además me lo desaconsejaron”.

Y ahora ha tomado esta decisión: “Y después de consultarlo con mi pareja, hemos decido contratar una salus para ayudarnos por las noches porque en septiembre mi chico tiene varios viajes y yo mucho trabajo. Y cuanto mejor estemos nosotros a nivel descanso, mejor estaremos todos a nivel familiar. Fin”. Es decir, cada persona toma sus propias decisiones.

En relación con este tema, cobra significado el libro de Samanta Villar: “Madre hay más que una”. Un libro en el que la periodista habla sobre la maternidad lejos de los tópicos. Al igual que también conviene recordar el movimiento “el club de las malas madres”. Porque la maternidad, a veces, resulta muy idealizada. Porque la maternidad no entiende de tópicos, sino de realidades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *