The Real World: tensión sexual no resuelta… ni de lejos (I)

The Real World

Thomas, así todo alto, delgado pero en buena forma, ojazos y la suficiente caradura como para traer de calle a la más dura de las chicas, resultaba que sólo había tenido relaciones sexuales con la que fue su novia. Eso no es ningún pecado. Quizás sea todo lo contrario. ¿Qué joven puede tener la suerte en este mundo de hoy de, con veintipocos años, encontrar a esa persona que le apetezca compartir unos años de su vida contigo y que te haga sentir a ti lo mismo? Esos sentimientos están en peligro de extinción.

Ahora todo es sexo rápido, sin compromisos, sin complicaciones, pero que a la larga -y aquí habla la voz de la experiencia- acaba por quemarte a la hora de enfrentarte a una relación seria. Las comparaciones son odiosas y más aún cuando son acerca de la cama. Tus quince últimas conquistas de noche sábado han sido absolutamente salvajes. Pero ahora, cuando empiezas a sentir mariposillas, llegas a la cama y sientes como si te hubieran cagado desde el cielo. ¿Pero esto que es? ¿Así va a ser siempre? Y ahí es cuando acabas por volver a tirar el amor a la basura, pisándolo con el pie para que no se salga del cubo y volviendo al sexo sin complicaciones.

Más información – The Real World Ex-plosion: la última pajarraca de Ashley


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *