‘The Valleys’: falsas aguas tranquilas entre Carley y Chidgey

The Valleys

Confesar amor en una noche de borrachera es un error que por desgracia muchos cometen. Aunque el error es todavía peor cuando esa confesión se la haces a alguien con el que compartes techo. Ahí no quedan más narices que, al día siguiente, seguir dando explicaciones. O eso, o te quedas forever and ever en tu habitación y aprender a vivir de la pelusa de debajo de la cama y de alguna mosca que entre… aunque eso dependerá si la habitación tiene ventana.

Abrir los ojos por la mañana y recordar que has confesado tu amor por tu compañero de piso no es algo cómodo. Carley no suele ser una mujer de timidez o de callarse las cosas, pero esta vez era diferente. Carley reaccionaba como una quinceañera, esquivando a Chidgey y no respondiendo a sus preguntas, aunque estas fueran básicas del palo “¿estás bien?” y similares.

Aquí lo malo era que, en esa convivencia, había una tercera persona que, pasara lo que pasara, iba a tocar las narices por todo: Natalee. La ex de Chidgey está ahora bien servida de todo con el gemelo, pero todavía le quedan fuerzas para echarle en cara a Carley que se esté acercando a Chidgey. Parece mentira que, sin haberle dado tiempo a cerrar las piernas, Natalee todavía tenga la cara tan dura como para pegarle el broncazo a Carley. Así que las cosas entre Chidgey y Carley están… bien… son “los mejores amigos”… y parece que ya está… no sé.

Más información – ‘The Valleys’: Nicole y el coche del jefe
Fuente – The Valleys
Foto – MTV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *