Tori Spelling anoréxica

 

Tori Spelling

Por mucho que Tori Spelling diga que no es anoréxica, las fotos muestran lo contrario. Recientemente, la madre de 4 hijos ha sido fotografiada con el vientre y los hombros al aire, y todo el mundo pudo ver su extremada delgadez. Sus costillas eran más que visibles, y su barriga se le metía para adentro, del peso que ha perdido. Ella ha admitido que está siguiendo un régimen que consiste en mantener la boca cerrada y comer aire…

Esta disfunción que tiene con la comida tiene un origen: Candy Spelling. La madre de Tori ha revelado en su reciente libro (Candy, Al Last), que siempre sufrió un profundo desarreglo alimenticio. Candy ha confesado haber sufrido durante tiempo una “dismorfofobia” y haberse sometido a multitud de regímenes drásticos.

“Pienso que la mayoría de las mujeres de Los Angeles y de Nueva York padecen probablemente una dismorfofobia. En mi caso, veía un defecto imaginario en mi cuerpo. Esto empezó en mi adolescencia, cuando como la mayoría de las chicas, empezaba a preocuparme por mi apariencia. Evidentemente, me servía de la comida como un mecanismo de adaptación.

Primero me privé, porque me daba la impresión de controlar mejor, y luego me descontrolé y comía de todo… Me di cuenta de que tenía un serio problema de dismorfofobia y que comía para consolarme. Mi relación con la comida y mi capacidad de discutir sobre mis sentimientos es un trabajo que no ha terminado”, confesaba la madre con 69 años de edad.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *