Último Debate de GH catorce: Desireé contra el mundo (I)

Desireé

Había que dejar descansar un día el famoso último ‘Debate de Gran Hermano’. Todavía faltaba ver cómo se enfrentarían a las cámaras algunos exconcursantes después de una semana de haber finalizado ‘Gran Hermano catorce’. Tratándose de mí, obviamente me estoy refiriendo al esperado enfrentamiento entre Igor y Desireé. Esa era la única espinita que faltaba por quitarme, sobre todo después de ese tercer puesto de la sevillana y esa cara de póker que tenía la pobre al salir de la casa.

Las palabras que se “dedicaron” vasco y sevillana se podían comparar tranquilamente con una guerra en la que el vasco sería un francotirador experimentado, sabiendo perfectamente dónde disparar y a quién en todo momento, y la sevillana sería la bestia parda enfrentada al apocalipsis zombie, machete en mano, gritando y cortando todo lo que se le pusiera por delante.

¿Habéis pillado el punto de la comparación que acabo de hacer? (Me gustaría creer que sí.) Igor hizo uso -de manera más o menos acertada, según la ocasión- de esa palabrería que durante tantas semanas hemos soportado, confesionario tras confesionario. Es un arma lícita y más aún tratándose de un juego. Eso es cierto y no hay nada que criticar ahí. Pero el caso de Desireé se diferencia mucho de el de Igor. Eso lo comento en la siguiente entrada.

Más información – ‘Gran Hermano catorce’: …y no ganó Igor
Fuente – Gran Hermano catorce
Foto – Telecinco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *