Un Pascual para Corina (I)

Corina

Esto es un final feliz y no el de los cuentos. De todos modos no existen historias más gore que las de los cuentos de toda la vida: padres hijos de puta que abandonan a sus hijos en el campo, mujeres que devoran niños por mero placer, las hermanas de esas mujeres que optan por cambiar el canibalismo por el placer de envenenar a pobres princesas… para luego ni quitarles el reino ni nada… bruja, fea, mala sombra y encima estúpida. Lo tienes todo, chata.

Pero aquí hemos venido para celebrar el amor de verdad. Atrás quedaron esas pobres almas atormentadas, quizás por el exceso de noche o por el simple hecho de no tener una vida lo suficientemente activa que le proporcionase la dicha de sentirse una persona realizada, intentando fastidiar el final del cuento. Por cierto, referente a ese tema, ¿creo que te has hartado a hacer platós, no? Ah… que no… vaya… bueno, siempre puedes volver con Marujita y vender un falso embarazo.

Luego vino todo el asunto de los actores. Aquí aparecieron los trolls de siempre, pero esta vez en modo ‘Intereconomía’, casi exigiendo explicaciones. Y las explicaciones llegaron, claro que sí. ¿Recordáis el programa en el parque acuático? Si no es así, los tenéis todos ordenaditos en su web oficial. Y así, saltando baches como si del huerto de un gigante se tratara, Corina ha podido finalizar su cuento.

Más información – ‘Un príncipe para Corina’: Brian y la calabaza de ida y vuelta
Fuente – UPPC
Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *