Un principe la para Laura: un nuevo deseo, un beso y muchos familiares

Laura Pablo

El Principado de Laura cada vez parece más un mapa de guerra de ‘Call of Duty’, solo que cambiando a los soldados por conquistadores y las metralletas por calabazas. Además aquí se jugaría en dos equipos: uno con 6 personas (Laura, Ana, Mateo, Sira, Herminio y Berto) y el otro con 24 personas (todos los conquistadores). Además sería una lucha cruel en la que sólo el equipo con seis armas podría llevar sus pertinentes armas: unas calabazas hermosísimas con las que romper en mil pedazos el corazón de los conquistadores del equipo contrario, pues estas calabazas se lanzan directas al corazón.

¿Y cómo pelea el segundo grupo entonces? Los 24 conquistadores del segundo grupo sólo tienen como arma sus propias artes en el asunto del ligoteo, existiendo un solo miembro en el equipo contrario dispuesto a caer en las redes del amor. Todo esto mientras vuelan las calabazas como locas por encima de unos y otros.

¿Cómo van las cosas en ‘Un príncipe para Laura’? Bueno… van bien… sobre todo para Laura. Bruján le concedió su segundo deseo y este, por fin, venía sin envenenar… al menos no a ella. ¿Cuál podía ser el deseo de Laura? Exacto, que volviese Pablo, su surfero parco en palabras. Verse y caer ambos en las mieles de esos besos que no pudieron darse por culpa de su partida exigida por el exnovio de la princesa, fue todo una. Hasta aquí podrás decir: “oye, pues qué bonito, ¿no?” Entonces yo te diré: “Si, claro, monísimo, todavía nadie sabe en el Principado que Pablo ha vuelto y que, por cierto, el grupo al completo ya ha decidido que Manu sea inmune, por lo que el resto ya se pueden ir dando patadas en el culo si no quieren ser los próximos en recibir el calabazazo”. Muy mal tiene que hacer las cosas Pablo para que el resto no termine recibiendo su calabaza más pronto que tarde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *