‘Un príncipe para Corina’: aquí hemos venido a divertirnos (II)

Corina

Aunque todo cuento tiene que tener su dosis de realidad, y es que lo primero en lo que nos vamos a fijar siempre es la fachada. Sí, queridos míos, la carne importa, los músculos nos gustan y no lo podemos evitar. Menos mal que no hay princesa sin séquito, y es ahí donde entra la salvación de los no tan guapos, Nahir, la hermanísima de la princesa, toda ella decidida a sacar a relucir todas las virtudes de aquellos que no tuvieron la suerte de salir del envoltorio de la manera más vistosa.

¡Todos adoramos a Nahir! Eso de ver cómo la hermanísima critica a la protagonista por básica, yendo siempre a lo obvio, a por los guapos, ¿qué feo no ha soñado con encontrar a alguien así? Nahir no es sólo el sueño de muchos feos… ¡Nahir es el futuro de la humanidad! Gracias a Nahir la raza humana podrá avanzar, pues serán las mujeres como ella las que permitan que todos esos hombres de músculos desarrollados de manera inversamente proporcional a su cerebro nos premien con sus vástagos, el verdadero futuro, el futuro exitoso. Con estas últimas generaciones hemos podido comprobar de sobra lo que pasa cuando se multiplican los guapos, ¿verdad? Ya es hora de ir cambiando.

Más información – ‘Un príncipe para Corina’: aquí hemos venido a divertirnos (I)
Fuente – UPPC
Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *