Un príncipe para Laura: ¡Agüita con el rey Herminio!

La búsqueda de príncipe azul para Laura está resultando de lo más sanguinaria. Primero era la propia Laura la que se quitaba a Juan, su primer favorito, de un plumazo/calabazazo de encima. Luego fue Berto, el ex de Laura, el que llenó el principado de Laura de sangre tras arrancar la cabeza de Pablo, segundo favorito de Laura, con sus propias manos para luego masticarla y escupirla a la cara de la princesa: “¡¡Serás para mí o para nadie!!” Sí, la parte de la sangre y la frase final me la acabo de inventar, ¡pero hubiera quedado de escándalo! ¿¡A que sí!? Berto fue un mamoncete y así lo hicieron saber las redes sociales, donde le llovieron de todo menos piropos.

Pero aún faltaba que llegase Herminio, rey y padrastro de Laura. Oye, que Don Herminio tiene tarea. El rey disparó contra los conquistadores sin piedad alguna. A los raros por raros, a los únicos por raros y únicos, a los catalanes por catalanes, a los nerds… bueno… los nerds eran los raros del principio, a los guapos por guapos y simples. Además no le hicieron falta calabazas para hacer rodar cabezas… y si no que le pregunten a Carles Vegeta. Si no le repitió veinte veces “tú vas a ser un buen amigo de mi hija” no lo hizo ninguna. Que te digan eso, ya lo sabe todo el mundo, es el equivalente a “mantente lo más alejado posible de las bragas de mi hijastra”.

Cuatro fueron las cabezas cortadas por el rey. Tres por su propia mano y una cedida a la princesa, que vengó el honor de su asesora y amiga, Ana. No puedes ir a conquistar a una persona, cualquiera, y decirle que su amiga es una mustia, ¿verdad que ya has aprendido, David? Junto con el bailaor abandonaron el principado Carles Vegeta, Dani Navidad, protagonista absoluto de la cita más terrorífica del mundo mundial -un crack- y Guido, que aún no sabe por qué le han echado… y yo tampoco me lo explico. Queda claro que la visita del rey ha sido un equivalente a ‘La matanza de Texas’, solo que cambiando las sierras eléctricas por las calabazas, pero igual de sangrienta. ¡Esto no puede estar más interesante!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *