Woody Allen niega todas las acusaciones y su hijo Moses sale en su defensa

Woody Allen

Woody Allen ha contestado a la carta, en la cual su hija acusaba a su padre de haber abusado de ella, desde los siete años. El actor y director de 78 años, ha publicado una carta en el periódico estadounidense The New York Times para volver a negar las acusaciones de su hija adoptiva Dylan Farrow de 28 años.

El neoyorquino asegura en la misiva que las acusaciones fueron inventadas y manipuladas por la madre de Dylan, la actriz Mia Farrow, con la que Allen mantuvo una batalla legal por la custodia de la niña tras su separación. Una batalla que no tiene tintes de parar, aunque Woody asegura será la última vez que se pronuncie al respecto, porque demasiada gente ha sido ya dañada.

Así mismo, Dylan Farrow, le ha replicado a su padre que nada de lo que diga la hará callar con lo cual el asunto tiene tintes de no parar por parte de su hija. Sin embargo en esta ocasión el cineasta tiene de su parte como defensa directa a su hijo, Moses Farrow. Éste defiende el honor de su padre y ha acusado a su madre de usar a Dylan como un arma arrojadiza a raíz de su ruptura con el cineasta.

A pesar de la crueldad de la carta escrita por Dylan, no convence a su hermano Moses, que trabaja como psicólogo y desde hace unos años mantiene una relación excelente con su padre adoptivo y con Soon-Yi. “Por supuesto que Woody no molestó a mi hermana”, dice sorprendido.

Es más, ahora Moses arremete contra Mia Farrow asegurando que era ésta quien abusaba psicológicamente llegando incluso a pegar, tanto a sus hijos biológicos como adoptivos. Evidentemente se habla de una guerra sin cuartel que lleva años en el aire donde los hijos cuentan versiones distintas, y no tiene tintes de solucionarse.

Más información – Woody Allen y los supuestos abusos a su hija adoptiva


Categorías

Noticias

Rosa Sánchez

Los blog son una herramienta que nos permite estar al día en todo lo que nos llame la atención en un lenguaje más de tú a tú. Colaboradora desde... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *