World Class Bartender: lo bueno, si breve… es corto y punto

Bartender

Tercer programa de ‘World Class Bartender’ y resulta que termina en el cuarto. Y no solo eso… que el programita sólo dura veinte minutos… y ahí ya tenemos la gracia completa. Me gusta este programa y mucho, pero parece que MTV, si la gente no sale borracha, con los calzones por los tobillos o dándose de puñetazos, no da como para hacerle una temporada de las de ocho programas de cuarenta minutos.

Y después de haberme quejado -como de costumbre- toca dar explicaciones. ¿Qué tiene de interesante un reality de servir copas? A mí no me lo preguntes, pero esto engancha. Los retos a superar parecen propuestos con toda la saña del mundo, y la creatividad de esta gente consigue llegar al punto muchas veces de lo teatral. Ya no es la combinación de las bebidas o la presentación final, es todo el proceso que se sacan del bolsillo para intentar ganarse al jurado y el pase a la siguiente fase.

¿Y es que no voy a encontrar nada bueno para decir hasta ahora? Claro que sí. ¡España está en la final! Y aunque con lo escasito del programa no es que hayamos aparecido demasiado, si tenemos en cuenta la última ronda de eliminaciones -destructiva, por cierto-, resulta que aquí no hay favorito que valga. Puede ganar cualquiera. A ver la semana que viene por dónde explota todo esto.

Más información – World Class Bartender: un chupito para mi y otro para mi prima (III)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *